TRESiYO

Un lugar para la crítica y el análisis de arquitectura

TRESiYO
Silla de montar

El velo sobre el parque: Cubierta del Parque Olímpico de Múnich

| 0 Comentarios

El Parque Olímpico de Múnich es un ejemplo paradigmático de estructura ligera tensada, llevada a cabo por Frei Otto, el arquitecto más importante en la investigación con este tipo de estructuras en colaboración con Günter Benisch, ganador del concurso para la ejecución del Parque Olímpico.

La idea inicial de Otto era la de que la cubierta del estadio produjese el menor impacto posible sobre el parque, que se tendiese como un velo sobre el terreno, pero con un condicionante al que se enfrenta por primera vez en su investigación con estructuras de mallas de cables tensados: la forma no es el resultado de procesos físicos naturales, sino que obedecen a un diseño previo con el objetivo de adaptarse al diseño del estadio concebido por Günter Benisch.

Croquis del Parque Olímpico

Croquis del Parque Olímpico

En el diseño original se pensó en una única malla capaz de envolver la zona cubierta del estadio. Esta malla se curvaba bruscamente sobre los mástiles para hacer frente así a las sobrecargas de nieve y viento. No obstante, esto dejaba el borde casi plano lo que podría hacer que la cubierta ondease como una bandera. Si se quería evitar esto por medio del tesado del cable de borde, los valores de tensión necesarios superaban la resistencia de los materiales por lo que la solución original era inviable.

Maqueta de proyecto

Maqueta de proyecto

Por ello se decidió dividir la malla que debía cubrir el graderío en una serie de nueve marquesinas con forma de silla de montar cosidas con una malla secundaria que da continuidad al conjunto. Además, a medida que evolucionó el diseño, se descartó la opción de que las marquesinas estuvieran sobre los mástiles y se optó por una solución en que las mismas se encontraban colgando de mástiles muy altos mediante una serie de cables rectos que dotaban al conjunto de más variaciones de curvatura y por lo tanto de mayor rigidez frente a las sobrecargas. Estas marquesinas llegan a tener una dimensión de 65m y una altura de hasta 58m y se sustentan en una serie de 8 mástiles de hasta 70m de altura que se sitúan en la parte posterior del estadio y de los que cuelgan mediante cables de acero.

Marquesinas para la cubierta del estadio

Marquesinas para la cubierta del estadio

En la fecha de ejecución del proyecto las capacidades de cálculo de las computadoras de la época no permitían realizar el diseño y análisis de forma completamente virtual, por ello el desarrollo del proyecto obedece a un continuo proceso de experimentación a base de modelos a escala que ayudaban en la búsqueda de la forma final. Estas formas debían ser posteriormente analizadas a mano con métodos matemáticos para verificar la viabilidad de las mismas. El proceso comenzó con modelos a escala 1:125 y una vez que se obtuvo información suficiente del comportamiento estructural del conjunto se realizaron modelos a mayor escala. El proyecto de ejecución final se dibujó a escala 1:10 lo que se tradujo en más de 3.800 m2 de dibujos para una cubierta de 78.000 m2 de superficie.

Modelo de marquesina

Modelo de marquesina

La cubierta del graderío del estadio se ejecutó con una malla cuadrada de pares de cables de acero de 25 mm de diámetro a intervalos de 762 mm. Este espaciado, aparentemente pequeño, permitía adaptar la malla a la forma de la cubierta variando los ángulos de intersección en los nudos de los cables; a la vez que permitía buenas condiciones de seguridad para los obreros durante los trabajos de construcción.

Malla cuadrada de cables - Detalle del nudo

Malla cuadrada de cables – Detalle del nudo

Sobre la malla de cables se dispone el material de cubrición. Aunque en el diseño original se pensó, al igual que en el pabellón de Alemania para la Expo de Montreal en 1967, en un material textil opaco; a partir de los JJOO de Tokio la retransmisión televisiva de los mismos se realizaba en color y la opacidad de la cubierta podía dar lugar a una sombra que produjese un alto contraste lumínico en diferentes zonas del estadio de forma que se viese perjudicada la calidad de la imagen a través de la TV. Por ello se optó finalmente por una láminas de plástico acrílico transparente, ligeramente bronceado, con unas dimensiones de 2,9m x 2,9m unidas entre sí por unas bandas de neopreno que permitieran absorber las dilataciones de que pudieran producirse.

 

Detalles del cerramiento

Detalles del cerramiento

El proyecto del Parque Olímpico de Munich fue la imagen de los JJOO de 1972 en Munich y en él se plasmaba un importante esfuerzo tanto de diseño (desarrollo intelectual) como de ejecución (desarrollo técnico) dando buena muestra al mundo de las capacidades y posibilidades de la antigua República Federal Alemana. Sin embargo, con el paso del tiempo, el edificio no se encuentra desfasado sino que sigue vigente sorprendiendo y cautivando al visitante actual como lo hacía hace 40 años.

Parque Olímpico - Estado actual

Parque Olímpico – Estado actual

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.